Es posible que, si ya has iniciado los pasos para reclamar una deuda legalmente, hayas agotado la vía amistosa de reclamación de la deuda. De no ser así siempre es recomendable que esta vía sea explorada, si es posible, porque puede acelerar notablemente el proceso.

En todo caso aquí te presentamos

5 pasos para reclamar una deuda legalmente:

  1. Reclamación amistosa por parte del cliente
  2. Reclamación amistosa por letrado
  3. Reclamación judicial
  4. Ejecución judicial de los bienes del deudor
  5. Cobro

1. Reclamación amistosa por parte del cliente

En esta etapa inicial de la reclamación de la deuda, el cliente efectúa gestiones orientadas al cobro (reclamaciones por email, por teléfono, por carta, burofax,…) y en ella se suele detectar la disposición del deudor al pago total o parcial de la deuda determinando en buena medida el tono que el letrado deberá emplear en el paso siguiente.

2. Reclamación amistosa por letrado

Finalizada la fase anterior sin éxito, la gestión del cobro pasa a manos del abogado, quien recibe la documentación en la que se basa la deuda y la información sobre la postura del deudor respecto a la misma. El tono de las gestiones es dirigido normalmente por el cliente quien dispone sobre las condiciones y el tono de la reclamación (amistosa, firme, abierta a negociación,…)

En ocasiones, esta etapa se omite al entender el cliente que las gestiones amistosas no van a prosperar ordenándose directamente la reclamación judicial.

3. Reclamación judicial

Si la deuda es dineraria vencida y exigible, se puede acudir al procedimiento monitorio, que es un trámite sumario de reclamación de deudas que suele ser bastante eficaz.

Si el deudor se opone activamente al pago en esta etapa, se celebrará un juicio en el que se resolverá acerca de los argumentos legales por los que éste entiende que no se debe en todo o en parte la cantidad reclamada. El éxito en el juicio (y en su caso, de los recursos ulteriores) abre la etapa siguiente.

Si reconoce la deuda o guarda silencio ante la reclamación, se pasará directamente a la siguiente etapa.

4. Ejecución judicial de los bienes del deudor

Si con todo lo anterior el deudor sigue sin pagar, se abre esta etapa en la que los mecanismos judiciales operan para lograr el pago de manera forzosa mediante el embargo de los bienes del deudor.

5. Cobro

Si el deudor es solvente, el proceso terminará con el cobro de la deuda, así como de los intereses y, en su caso, las costas judiciales.

El cobro puede hacerse directamente al cliente, mediante el juzgado (si el deudor consigna el dinero en sede judicial), o mediante el despacho de su procurador o abogado.

 

Estos son, de forma resumida, los pasos para reclamar una deuda legalmente. ¿Tienes una deuda que quieres cobrar? Tanto si eres un particular como una empresa u organización, podemos ayudarte.